Mi estancia y trabajo en San José del Cabo en el 2017 han influído en los temas y colores de mi trabajo, haciéndolos más suaves e integrando elementos geométricos de una manera más fluida. La cercanía del mar y el desierto son inevitablemente una influencia en la mirada, en la luz y en la forma de percibir el espacio compositivo y el horizonte.